SAGARDOY ABOGADOS.

SAGARDOY ABOGADOS.

Sagardoy Abogados reorienta su actividad hacia la negociación colectiva.

Sagardoy Abogados define sus estrategias en este escenario postcrisis que ahora vivimos. La firma que creó Juan Antonio Sagardoy en 1980, padre del Estatuto de los Trabajadores, reenfoca su actividad tras estos años de asesoramiento en despidos colectivos y reestructuraciones empresariales. Martín Godino, uno de sus dos socios directores, explica a CONFILEGAL los planes de este despacho.

Martín Godino es un profesional que ha desempeñado toda su carrera profesional en esta firma. Y una de las piezas claves de la transformación de un despacho familiar a otro más moderno y de mayor tamaño. En el 2010 se produjo un cambio importante,

Iñigo Sagardoy pasaba a presidente de la firma, mientras el propio Martín y José Manuel Martín se convertían en codirectores quedando Juan Antonio Sagardoy , con 75 años, como presidente honorario y fundador del despacho, a la vez que miembro del Comité de Dirección del bufete.

Para este experto laboralista, también presidente de la Asociación Nacional de Abogados Laborista (ASNALA) “El pasado año ha sido de transición para las firmas laborales. Los años de la crisis fueron diferentes a los anteriores: se ayudó mucho a las empresas a afrontar sus procesos de reestructuración y esa actividad tuvo un peso importante en el negocio”. A su juicio en el 2016 la tendencia ha disminuido en esas prácticas “como los mismos de despido colectivo que también han bajado de forma notable”

Para este experto abogado laboralista “estos cambios que proceden de la coyuntura económica son oportunidades para el desarrollo de otras áreas. En este año y en los sucesivos vamos a apostar por posicionarnos de forma muy activa en todo lo que son procesos de negociación colectiva, actividades que la crisis hizo que se parasen en muchos casos. Ahora es el momento de trabajar en sistemas nuevos de compensación y beneficios o la homogeneización de condiciones de trabajadores en distintos grupos. Nuestra impresión por lo que está pasando en estos últimos meses es que exista una reactivación de estas actividades. Ya no se trata de ahorrar costes y adaptar la plantilla a una situación de crisis”.

A juicio de Godino el momento de los laboralistas es de “reinvención ante nuevas realidades que están ahí y que preocupan mucho a las empresas, como puede ser cuál será el impacto real de la tecnología y la transformación digital de las empresas en el propio empleo. También cuestiones como el teletrabajo y los problemas que plantea. Son nuevos retos en los que un despacho como el nuestro, siempre focalizado en el derecho laboral, queremos seguir estando como uno de los actores principales”.

El despacho, creado por Juan Antonio Sagardoy en 1980, ha mantenido una facturación estable en los últimos años que ronda los 18 millones de euros. “Esperamos para este año un crecimiento de la facturación. Nuestras sedes, Barcelona, Sevilla, Vigo y Las Palmas, ésta última abierta para dar servicio a las empresas españolas que tuviera actividad en esta zona de España, están creciendo a buen ritmo. Creo que hemos logrado descentralizarnos y tener una presencia importante en las principales plazas del país”.

El bufete está configurado por 14 socios de un total de 60 abogados, proporción que ven razonable. “respondemos a la norma que uno de cada cuatro abogados sea socio. En muchos de los asuntos hay un socio involucrado siempre”.

Godino cree que el despacho y su futuro está consolidado “Pese a alguna oferta que tuvimos para integrarnos en bufetes de mayor tamaño como su área laboral, aquí seguimos trabajando de forma independiente.” Este despacho se ha posicionado de forma estratégica en sectores como el financiero y bancario donde la mayor parte de las entidades que lo configuran son clientes de Sagardoy Abogados. “El debate en el mercado está ahí, las firmas nicho como las nuestras especializadas en un área frente a las multidisciplinares de mayor tamaño”.

El derecho laboral que es muy local impide una internacionalización plena

La red ius laboris presente en 44 países hace que el despacho tenga aliados en prácticamente todo el mundo. Esta alianza que se creó en el 2001 la arrancaron cinco despachos laboralistas europeos , uno de ellos Sagardoy Abogados. “Empezó siendo una red de despachos especializados en derecho laboral, en los últimos años se ha admitido a otras firmas no exclusivamente laborales porque era complicado encontrar despachos especializados en este tipo de prácticas”. Con la red el bufete ofrece sus servicios en esos países y a la vez refiere clientes a sus socios de dicha alianza.

Tampoco el despacho se ha planteado abrirse a otras áreas que no sean la laboral y sus temas adyacentes “lo estudiamos pero al final lo rechazamos. Nuestra apuesta es seguir siendo una firma especializada cubriendo todas las áreas del mundo laboral. Ahí creemos que tenemos aún capacidad de desarrollo adicional del bufete”.

“Nuestra idea es posicionarnos en lo referente a planes de pensiones, modalidades de previsión social, asesoramiento sobre políticas retributivas y otras cuestiones relacionadas con el mundo delos recursos humanos que nos ayudarán a seguir creciendo”. El despacho cuenta con firmas a las que refiere clientes cuando éstos reclaman servicios no laborales y a la inversa esto sucede igual con estos despachos.

Respecto a América Latina, lugar de expansión de muchos despachos españoles, Martín Godinoasegura “que esta expansión está sobre nuestra mesa y planteamientos. De hecho en la propia ius laboris hay firmas de aquel continente de prestigio. No descartamos en el futuro ir a un proceso más intenso de participación y establecimiento en esos países y acompañar a las empresas españolas que tienen allí intereses económicos. Sin embargo hay que darse cuenta que el derecho laboral es muy local, lo que genera más complejidad en su desarrollo”. Ese desarrollo en América Latina sería de la mano de socios locales potentes, “de lo contrario poco se podría hacer”, apunta.

El reto de la transformación digital es otra cuestión que preocupa al socio director de Sagardoyde cara a que la firma siga siendo lo competitiva que es en estos momentos “Es un tema del que estamos atentos. A nivel exterior pusimos en marcha desde el Centro de Estudios nuestro y con la colaboración del bufete ECIJA un programa formativo sobre Nuevas Tecnologías y Relaciones Laborales. Creemos que este tema es de suma importancia y nos va a afectar a todos”.

Godino reconoce el papel clave de la tecnología en mejorar la relación con los clientes y la transmisión de información a terceros de cara sobre lo que sucede en el entorno laboral. “Ahora trabajamos en diferentes aplicaciones que ayuden a los clientes a entrar en sus expedientes digitales con las medidas de seguridad adecuadas. El paso siguiente y ahí estamos todos expectantes es cómo va a influir todo esto en la forma de trabajar de los profesionales del despacho. Todavía es un debate abierto que necesita tiempo para saber hacia dónde vamos a ir realmente”.

Subraya que hay un tipo de trabajo recurrente “que hace el abogado, pero que al no tener valor, el cliente no está dispuesto a pagar por ella. Para nosotros es muy importante que nuestros servicios sean de valor añadido, en el diseño de estrategias y planteamientos de iniciativas que ayuden al cliente en su toma de decisiones. De momento el mundo digital no llega a cubrir esta otra coyuntura más amplia que le comento”.

FUENTE: ELCONFILEGAL

BLOG AFELIN.

 

 

No acepta comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.