PUBLICADO RD LEY 8/2019 DE 8 DE MARZO, DONDE SE ESTABLECEN OBLIGACIONES EN MATERIA DE REGISTRO DE JORNADA

PUBLICADO RD LEY 8/2019 DE 8 DE MARZO, DONDE SE ESTABLECEN OBLIGACIONES EN MATERIA DE REGISTRO DE JORNADA

Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo. – Boletín Oficial del Estado de 12-03-2019.

Publicado, en el BOE de 12 de marzo de 2019, el Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo. Se establecen nuevas obligaciones sobre el registro obligatorio de jornada, de aplicación a partir del 12 de mayo de 2019, junto con nuevas medidas de fomento del empleo indefinido, protección social y en relación al Sistema Nacional de Garantía Juvenil.

Este real decreto-ley incluye determinadas disposiciones dirigidas a establecer el registro de la jornada de trabajo, argumenta la urgente necesidad para su aprobación por que pretente garantizar el cumplimiento de los límites en materia de jornada, de crear un marco de seguridad jurídica tanto para las personas trabajadoras como para las empresas y de posibilitar el control por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

El texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por el Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, queda modificado en los siguientes términos:

Uno. Se modifica el apartado 7 del artículo 34, que queda redactado de la siguiente manera:

«7. El Gobierno, a propuesta de la persona titular del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y previa consulta a las organizaciones sindicales y empresariales más representativas, podrá establecer ampliaciones o limitaciones en la ordenación y duración de la jornada de trabajo y de los descansos, así como especialidades en las obligaciones de registro de jornada, para aquellos sectores, trabajos y categorías profesionales que por sus peculiaridades así lo requieran.»

Dos. Se modifica el artículo 34, añadiendo un nuevo apartado 9, con la siguiente redacción:

«9. La empresa garantizará el registro diario de jornada, que deberá incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada persona trabajadora, sin perjuicio de la flexibilidad horaria que se establece en este artículo.

Mediante negociación colectiva o acuerdo de empresa o, en su defecto, decisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores en la empresa, se organizará y documentará este registro de jornada.

La empresa conservará los registros a que se refiere este precepto durante cuatro años y permanecerán a disposición de las personas trabajadoras, de sus representantes legales y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.»

Además se introduce una modificación encaminada a sancionar el incumplimiento por parte de las empresas el registro de jornada.

Se modifica el apartado 5 del artículo 7 del texto refundido de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto, que queda redactado en los siguientes términos:

«5. La transgresión de las normas y los límites legales o pactados en materia de jornada, trabajo nocturno, horas extraordinarias, horas complementarias, descansos, vacaciones, permisos, registro de jornada y, en general, el tiempo de trabajo a que se refieren los artículos 12, 23 y 34 a 38 del Estatuto de los Trabajadores.»

Para concluir:
El Art 10 del Real Decreto Ley modifica el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, para según la propia Exposición de Motivos “…. regular el registro de jornada, a los efectos de garantizar el cumplimiento de los límites en materia de jornada, de crear un marco de seguridad jurídica tanto para las personas trabajadoras como para las empresas y de posibilitar el control por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Con ello, se facilita la resolución de discrepancias en cuanto a la jornada y, en consecuencia, sobre el salario, y se sientan las bases para acabar con un elemento de precariedad de las relaciones laborales, reconociendo el papel de la negociación colectiva.”

El nuevo apartado 9 del Art 34 ET, establece que La empresa garantizará el registro diario de jornada, que deberá incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada persona trabajadora, sin perjuicio de la flexibilidad horaria que se establece en este artículo.

Mediante negociación colectiva o acuerdo de empresa o, en su defecto, decisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores en la empresa, se organizará y documentará este registro de jornada.

La empresa conservará los registros a que se refiere este precepto durante cuatro años y permanecerán a disposición de las personas trabajadoras, de sus representantes legales y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

La entrada en vigor de este apartado tendrá lugar a los dos meses de la publicación, es decir a partir del 8 de mayo de 2019.

Es pronto para realizar un análisis jurídico del alcance y contenido de esta nueva obligación, pero lo que sí parece evidente es que en el plazo de dos meses las empresas deberán “garantizar” el registro de la jornada, y que forma en que se organice y documente deberá ser adoptada mediante la negociación colectiva en su más amplia concepción.
Como se negociará, organizará y documentará este Registros, y que papel adoptará la Inspección de Trabajo, son cuestiones a determinar.

De manera complementaria, Real Decreto Ley modifica el texto refundido de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto, para tipificar como infracciones en el orden social las derivadas de incumplimientos relativos al registro de jornada.

El Real Decreto Ley introduce otras novedades relevantes:

 El real decreto-ley contempla la modificación de la regulación del subsidio por desempleo para mayores de 55 años en varios aspectos, entere los que destacan la reducción de la edad de acceso de 55 a 52 años; supresión del requisito de tener cumplida la edad de 52 en el momento del hecho causante del subsidio el incremento de la cuantía de la cotización por la contingencia de jubilación durante la percepción del subsidio del 100 al 125 por ciento del tope mínimo de cotización vigente en cada momento y la eliminación de los porcentajes aplicables a la cuantía del subsidio cuando proviene de un trabajo desarrollado a tiempo parcial.
 Introduce también una serie de medidas en el ámbito de la Seguridad Social que encuentran perfecto encaje dentro de la finalidad general del capítulo I de esta norma: adoptar medidas de protección social de carácter extraordinario y urgente. Es el caso del artículo 2, que prevé el incremento de la asignación económica por hijo a cargo hasta los 341 euros anuales y hasta los 588 euros anuales en el caso de las familias en situación de pobreza severa, las cuales están en una situación de urgente y extraordinaria necesidad.
 Incrementa las cuantías mínimas de la pensión contributiva de incapacidad permanente total para menores de 60 años.
 Articula el «Plan de conversión de contratos temporales de trabajadores eventuales agrarios en contratos indefinidos» que incluye a los trabajadores fijos discontinuos
 En el artículo 8 se introduce una bonificación por la contratación laboral de personas desempleadas de larga duración y otros colectivos.

LEER TEXTO LEGAL: Real Decreto-ley 8-2019, de 8 de marzo.

No acepta comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.