Nace CONPYMES, una nueva patronal que viene a disputar a CEPYME la representatividad de pymes y autónomos

Nace CONPYMES, una nueva patronal que viene a disputar a CEPYME la representatividad de pymes y autónomos

“Somos la organización de organizaciones”, afirma José Luis Roca, promotor inmobiliario y presidente de CONPYMES, la nueva asociación de pymes y autónomos que este hoy se presenta en sociedad.

Es un proyecto ideado desde hace cinco años y que ha tenido en la entidad Plataforma Pymes, que se creó en 2018, su punto de referencia y motor de arranque.

Esta entidad pretende competir con CEPYME, organización adscrita a la CEOE en la representación de pymes y autónomos del país.

“Nuestra apuesta es a largo y medio plazo. No pretendemos encontrar soluciones milagrosas. Prometemos trabajo para nuestros asociados en contexto económico social y de salud publica muy complicado”, explica Roca.

CONPYMES, según datos de la entidad, ya representa a 2,1 millones de empresas, fruto de la integración de una veintena de organizaciones intersectoriales representativas.

Tiene como objetivo «la representación real de las pymes y autónomos, que suponen el 99,8 por ciento del tejido empresarial español y generan el 70 por ciento del empleo».

“Desde nuestra entidad creemos que solo existirá recuperación económica si se garantiza la salud pública. Junto con vacunas, hay que definir otras estrategias con medidas farmacológicas, testeos».

Y es que, «nos jugamos mucho como país por la presencialidad de nuestro modelo productivo”, afirma Roca.

El modelo organizativo de CONPYMES es muy colegiado en sus decisiones. “Hemos querido huir de un modelo presidencialista. Muchas de las decisiones se tomarán de forma colegiada donde se escuchará a todo el mundo”.

En esta primera junta directiva aparecen en la Presidencia de Honor Julio Villaescusa Izquierdo (FENADISMER) y Josep González Sala (PIMEC).

Junto a Roca en las vicepresidencias se encuentran Antoni Cañete, presidente de PIMEC; María José Landáburu, vicepresidenta segunda y presidenta de la asociación de autónomos UATAE; Juan Antonio Cabrera, presidente de ANPIER y Jordi Mora, vicepresidente cuarto y representante de PIME Mallorca

Un modelo de capitalismo inclusivo

Roca explica que defienden un modelo de capitalismo inclusivo, diferente del actual que tras la Segunda Guerra Mundial y la crisis del 2007 se ha demostrado que no funciona.

Tiene que haber un nuevo modelo económico donde haya un beneficio justo para las empresas, pero donde exista también una igualdad de oportunidades para todas y no haya situaciones de dominio de mercado ni oligopolios”, señala.

Desde su punto de vista, “en estos momentos el 50% del PIB mundial es inaccesible a la competencia y eso lastra la productividad y el interés general de la ciudadanía. Hay que acabar con estas posiciones de dominio. Para ello, las pymes de toda Europa tenemos que dar un paso adelante asumiendo que queremos operar en actividades productivas y dejar de ser subcontratistas o estar en esa cadena de oligopolios».

Desde esta entidad creen que “realmente lo que hay que hacer es mejorar la productividad, acabar con las posiciones de dominio. Al mismo tiempo pensamos que no hay que ir a un sistema basado en económico en subvenciones y prestaciones sociales que tienen que existir sino que la igualdad y la distribución de beneficios debe ser ‘exante’ por vía de la competencia, con una formación justa de precios”.

José Luis Roca, promotor inmobiliario y presidente de la Confederación de Pymes y Autónomos (CONPYMES).

Roca señala que “el sistema privado de libre empresa solo se garantiza desde la competencia. Si no hay competencia la productividad cae a plomo, se generan empresas zombies con mucha deuda. Nosotros defendemos un modelo productivo concreto distinto. Somos empresarios y queremos un beneficio justo. Hablamos de capitalismo inclusivo”.

También indica que su movimiento es global, “es un movimiento europeo, estamos en contacto con organizaciones hermanas en Europa . Ahora la situación ha llegado a un momento clave. Hay que cambiar el modelo productivo para evitar desordenes sociales como los que hay en Sudamérica o quiebras como la del Líbano, tal y como señalan el FMI, Banco Central Europeo o el propio Financial Times”.

Desde CONPYMES se defiende un modelo productivo diseñado en un documento marco, pocas alusiones hace a CEPYME, con quiere disputar el hueco en el mercado a nivel asociativo, “ese modelo puede ser bueno para la economía europea o mundial. Queremos resolver problemas a nuestras empresas y pymes. Es importante que las organizaciones empresariales ayuden a resolver esos problemas y no sean un fin en sí mismos”.

El problema de la fiscalidad

Roca sostiene que “el tema de la fiscalidad no se puede abordar de forma individual. Primero hay que definir qué modelo productivo quiere Europa para definir la fiscalidad. A partir de ahí la competencia lo inunda todo».

«En el impuesto de sociedades hay una serie de empresas en España y toda Europa donde su resultado contable no coincide con la base imposible sobre la que tributa el impuesto de sociedades. Hay deducciones que se desgravan. Sin embargo nuestras pymes y autónomos su resultado contable coincide con la base imponible. Tributamos más».

Al mismo tiempo destaca que “el 90% del beneficio de las pymes se reinvierte para capitalizar a la empresas. Esos beneficios deberían tener un tratamiento fiscal distinto a aquel que distribuye dividendos o beneficios. Es una cuestión que hay que abordar en su conjunto. Hablar de fiscalidad de autónomos y de pymes son muchas las cuestiones que preocupan”.

Dentro de esta patronal, María José Landáburu cree que “las bases imponibles a efectos de cotización del factor trabajo debería estar vinculada a los ingresos, nos parece razonable, pero hay que abordar muchas cuestiones. Hay que ver el papel de los autónomos accionistas y buscar reducciones de tipos impositivos en la seguridad social de trabajadores menos cualificados y tratar bajar coste laboral del factor trabajo”.

Otra cuestión que plantea esta patronal es la eliminación de las bases máximas de cotizaciones de la Seguridad Social.

“Las pymes cotizamos a la Seguridad Social por el salario nominal que coincide con la base, sin embargo hay unas bases máximas que esos oligopolios que pagan salarios por encima de 45.000 euros la base para aplicar las cotizaciones de la Seguridad social es inferior al salario nominal que reciben sus trabajadores, esto revela que reciben un trato de favor que debería evitarse”.

El problema de la morosidad

Otro asunto que preocupa es la morosidad que sufren estos colectivos. De hecho Antoni Cañete, presidente de Pimec, otro de los vicepresidentes de CONPYMES, remarca que “la morosidad de las administraciones públicas se va solucionando, pero luego existe la que pymes y autónomos tienen con otras empresas con posiciones de dominio y oligopolio. Sino tuvieran esa posición dominante, seguramente la morosidad sería menor. Es otra forma de financiarse por desgracia”.

Desde esta entidad, apuestan por un “un régimen sancionador, sino somos capaces de eliminar esa posición de dominio que les permite gestionar esa morosidad. Si existiese más competencia más empresas era morosidad caería”.

Jose Luis Roca cree que el ordenamiento jurídico debe modificarse para adaptarse al nuevo entorno derivado de la pandemia del coronavirus, “es fundamental darle una vuelta a la concepción del modelo productivo. Todo lo demás caería por su peso”.

Este dirigente es muy crítico con la división que se ha hecho de servicios esenciales y no esenciales, “los segundos han tenido que suspender sus actividades por motivos de salud pública, pero no han tenido compensaciones económicas. En este capítulo aparecen la mayoría de pymes y autónomos del país. No sabemos en base a qué criterios se ha hecho en nuestro país esta división”.

Desde su punto de vista, “habría que haber seguido los criterios del Fondo Monetario Internacional (FMI), si las no esenciales han paralizado su actividad productiva, gravemos a las esenciales para que con ese gravamen temporal se abone a las contraprestaciones económicas de aquellas actividades esenciales que suspendieron su actividad, pero esto no se ha hecho en España para ayudar a restauración, ocio y hostelería”.

Desde CONPYMES se señala que no quieren “créditos y sí subvenciones. Los créditos son pan para hoy y hambre para mañana. Las ayudas deberían quedar para aquellos sectores que han tenido que suspender su actividad. Sin embargo no podemos olvidar la situación compleja de nuestro país y de la propia UE».

“La Unión Europea, para respaldar los Fondos Next Generation, tendrá que emitir deuda pública, aun no esta el folleto de la misma. Se tendrá que garantizar con nuevos impuestos que se tienen que decidir en la propia UE”.

En cuando a la gestión de los Fondos Europeos, “es evidente que la llegada de los fondos supondrán reformas estructurales en nuestro país y de eso no se habla mucho. Habrá que hacerlas. Esos fondos deben respaldar tanto nuevas actividades productivas como tradicionales como es el turismo”.

“Ahora habrá que ver cómo se gestionan los fondos, empieza a preocupar que los fondos no lleguen. Somos escépticos. Es una labor muy compleja y necesita un planteamiento global. Habrá que ver si además de oligopolios y monopolios podrán beneficiarse pymes y autónomos. Estos serán subcontratados para algunas actividades, con lo cual seguiremos reproduciendo el modelo actual productivo que ahora es ineficaz”.

En cuanto a la reforma laboral y la lucha contra la temporalidad, Roca aclara que “aun no nos hemos pronunciado a fondo sobre dicha reforma. Hemos analizado el factor trabajo. Se ha acabado la época de las devaluaciones salariales”.

“Hemos defendido incremento en el SMI y que exista un salario mínimo de convenio de 14.000 euros al año. Otra cuestión son los máximos que se firman en los convenios y que tipo de negociaciones se logran”, destaca.

A su juicio, “es el momento de reformar el mercado de productos y desarrollar políticas de oferta que fomenten la productividad y actuar no solo sobre el factor trabajo. Lo difícil es hacer este tipo de políticas y reformas estructurales que aumenten el potencial de crecimiento y aumenten la productividad”.

No acepta comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.