Los empleados de limpieza de la USC exigen que se rescate la concesión

Los empleados de limpieza de la USC exigen que se rescate la concesión

El 31 de enero, la Universidade de Santiago publicaba en su perfil del contratante el concurso para la adjudicación del servicio de limpieza en los campus compostelanos. Lo dividía en dos lotes, uno para el campus norte y otro para el Campus Vida. Esa división en lotes es «prexudicial e negativa» para los trabajadores, según Anxo Noceda, de la CIG, organización mayoritaria en el comité de empresa. Apenas 24 horas después se celebraba una asamblea de trabajadores -convocada con anterioridad a la publicación del concurso- para tratar la situación y el futuro del servicio de limpieza. En esa asamblea, los empleados votaron reclamar la recuperación de la gestión directa del servicio, cuya concesión, hasta el momento, tenía la firma Clece. Según afirman los sindicatos, se puede. Y es beneficiosa económicamente.

 «O aforro económico podería ser significativo», explica Noceda, que no entra en cifras concretas. Leonardo da Cruz, de la CUT, explica que, por ejemplo, no habría que aplicar el IVA. Pero, ¿es factible? Noceda afirma que sí. Y cita expresamente el artículo 130.3 de la nueva Ley de Contratos al que alude la Universidade para explicar por qué en esta ocasión ha optado por dividir la concesión en dos lotes en vez de uno solo, como se sacaba a concurso hasta ahora. «O que permite a nova lei é que sería suficiente a vontade da USC e do comité de empresa do persoal laboral da Universidade», explica Noceda, así como la firma de un acuerdo de ámbito estatutario que establezca la subrogación del personal, que los sindicatos cifran en la actualidad en alrededor de 180 personas. «Outra cousa é o estatus que tería ese persoal», matiza Noceda. «Non quere dicir que pase a ser automaticamente persoal laboral da USC». Eso queda para otra discusión.

¿Y en cuanto a los dos lotes? Según explica el representante de la CIG, si en la ley anterior la prioridad se daba a los lotes únicos y había que justificar su división, ahora ocurre justo lo contrario. Hay que justificar la decisión de hacer un único lote, pero eso no quiere decir que no se pueda hacer. Noceda también afirma que la nueva ley entra el vigor en marzo, con lo que podrían regirse por la antigua. ¿Qué supone la división en lotes? Lo explica Leonardo da Cruz: podría ocurrir que dos empresas gestionen la limpieza, una en el norte y otra en el sur, lo que significa, por ejemplo, que habría dos comités de empresa y, según denuncia el miembro de la CUT, una merma de la fuerza sindical.

180

Trabajadores

Los sindicatos cifran en cerca de 180 los empleados de la limpieza en la Universidade.

4,4 millones

Lote del campus norte

El campus norte tiene unos 122.400 metros cuadrados.

7,3 millones

Lote del Campus Vida

La superficie útil es de casi 365.000 metros cuadrados.

El personal mantendrá sus condiciones

Sí, se ha tomado la decisión de dividir en dos lotes el concurso del servicio de limpieza. Y obedece a una razón. La institución académica compostelana explica que se debe a la aplicación de esa nueva Ley de Contratos, que fomenta esta modalidad -hay que justificar por qué no se divide en lotes- para dar entrada a la pequeña y mediana empresa. La USC también confirma que el personal se subrogará y que los contratos y las condiciones laborales no cambiarían y seguirían estando equiparadas con el resto del personal de la USC.

El contrato tiene una duración de dos años, que se pueden prorrogar anualmente de mutuo acuerdo con un máximo de dos años. Según las especificaciones del contrato, su coste será de 3,9 millones para el 2018, mientras que en el año 2019 supondrá cerca de 5,9 millones de euros. En el 2020, el coste será de 1,9 millones de euros.

 

Fuente: La voz de Galicia

No acepta comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.