Un libro de expertos alerta de que la municipalización de servicios dispara un 40% su coste.

Un libro de expertos alerta de que la municipalización de servicios dispara un 40% su coste.

Ramón Tamames, Lorenzo Dávila y otros analistas advierten del perjuicio para los trabajadores y al revertir contratas privadas en su obra «Remunicipalización: ¿ciudades del futuro?.

Municipalizar servicios públicos como el mantenimiento de parques y jardines, los residuos, el agua o los transportes puede tener efectos adversos sobre los empleados y la gestión de dichos servicios, además de resultar un 40% más caro. Así lo han alertado un grupo de expertos liderado por el doctor en derechoRamón Tamames a través del Observatorio de Servicios Urbanos (OSUR), organismo adscrito a Asociación por la Excelencia de los Servicios Públicos.

En el acto de presentación del libro “Remunicipalización: ¿ciudades sin futuro? “, que ha tenido lugar en el puerto de Alicante, los expertos de OSUR han defendido que “se debe mantener el actual sistema de equilibrio entre gestión pública y privada”.

Para Ramón Tamames, presidente de la Asociación y coautor del libro, “El populismo no explica por qué es mejor el sistema público de administración directa. Las ventajas de la gestión privada de los servicios públicos por licitación tiene muchas posibilidades: los servicios públicos son un 40% más caros, las inversiones públicas llevan un coste adicional de un 30% por las numerosas burocracias y administraciones poco eficientes” y añade “frente a este tipo de planteamientos no valen los argumentos ideológicos. Lo que hay que ver es si un servicio está bien prestado o no, si es eficaz y eficiente”.

En la misma línea se manifiesta el economista y abogado Lorenzo Dávilaque asegura que “La municipalización acaba convirtiéndose en un sistema de gestión atomizado en el que las mejoras e innovaciones no se aplican en red, lo que lleva a una menor eficiencia”. Y añade que quien ofrece el servicio no puede auditarse a sí mismo. “La Administración local debe ser juez que evalúe y exija los niveles de calidad que los ciudadanos requieren y eso solo se puede hacer separando la actividad de quien presta el servicio y quien lo controla”.

En el libro, otro de los coautores, Ramiro Aurín, ingeniero y consultor en gobernanza del agua, buscando la calidad del servicio, también destaca las dificultades que surgen cuando la entidad que presta un servicio es la misma que debe velar para que este se ofrezca en las mejores condiciones: “La ciudad no lo puede hacer todo de forma ágil y eficiente, la función principal de los ayuntamientos debería ser la de controlar e inspeccionar que los servicios se prestan con la mayor calidad posible”.

Dificultades para los trabajadores

Los autores del libro también ponen sobre aviso a los trabajadores, recordándoles que no hay que equivocar a los ciudadanos asegurando que con la remunicipalización mejorarán sus condiciones laborales.

Tal y como afirma, Valeriano Gómez, exministro de Trabajo, especialista en Economía del Trabajo y miembro de la UGT, “Actualmente, cuando una entidad pública se subroga en una concesión u otra prestación de servicios, los empleados tienen que ser sometidos a un proceso de acreditación de sus meritos, de concurso público de sus capacidades o una oposición. Es un proceso que en ocasiones no arregla los problemas, sino que puede llegar a complicarlos”.

Por otro lado, el libro se hace eco de las opiniones de Jesús Sánchez Lambás, jurista y vicepresidente de la Fundación Ortega-Marañón, quien ve complicada jurídicamente la viabilidad de estos procesos: “Las municipalizaciones solo son jurídicamente viables si el municipio justifica sin margen de error que hacerlo internamente beneficia al interés general. Es decir, hay que demostrar que el ayuntamiento es más eficaz que las empresas especializadas del sector en sana competencia”.

La publicación Remunicipalización: ¿ciudades sin futuro?, editada por Profit Editorial, es un compendio de reflexiones, en 175 páginas, en el que diferentes personalidades de prestigio del ámbito económico, jurídico y laboral ponen de manifiesto cómo los procesos de municipalización pueden afectar de forma negativa al desarrollo de las ciudades.

La edición de este libro es la primera de las acciones de la Asociación para la Excelencia de los Servicios Públicos, que se presentó el pasado mes de abril en Valladolid y cuyo objetivo es velar por la calidad de los servicios públicos ciudadanos.

Desde el Observatorio de Servicios Urbanos (OSUR), organismo adscrito a la entidad, se realizará un seguimiento exhaustivo de prestaciones públicas como el agua, los residuos, electricidad y gas, transporte público y gestión de parques y jardines, entre otros, asegurando que se ofrecen con la máxima eficiencia y calidad, así como realizando recomendaciones de mejora.

FUENTE: ABC VALENCIA.

AFELIN

No acepta comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.