La morosidad de las pymes se duplica en un año hasta los 2.700 millones

La morosidad de las pymes se duplica en un año hasta los 2.700 millones

Según el Observatorio de Morosidad de CEPYME, el periodo medio de pago (PMP) creció en el tercer trimestre hasta los 82 días después de cuatro descensos interanuales cuando el plazo máximo legal de pago establecido es de 60 días.

El esfuerzo financiero asociado a la deuda comercial de las empresas se ha duplicado en el mismo periodo, llegando a los 2.700 millones de euros en cómputo anualizado para el conjunto de las pymes, lo que detrae recursos de las pymes para la inversión o el aumento de plantilla, minando su productividad.

Este esfuerzo financiero de 2.700 millones es el mayor desde junio de 2009, y se produce pese a la restricción del crédito comercial. De esa cantidad, 1.400 millones se explican por el esfuerzo para financiar las ventas que se cobran dentro de los plazos acordados, y los restantes 1.300 millones por el tramo moroso de la deuda comercial, es decir, las ventas que se cobran más allá de los 60 días.