LA LIMPIEZA EN LAS EMPRESAS, UN GASTO FIJO CON MÚLTIPLES BENEFICIOS

LA LIMPIEZA EN LAS EMPRESAS, UN GASTO FIJO CON MÚLTIPLES BENEFICIOS

Las empresas son instalaciones físicas en las cuales se genera mucho tráfico de personas a diario. Para cumplir los objetivos de productividad y lograr consolidar una imagen corporativa con gran proyección es necesario desarrollar un plan de limpieza fijo que permita mantener el orden y el aseo en todas las estancias de la organización. Este factor contribuirá sobre todo en la protección de la salud de todos los  integrantes de la corporación y evitará sanciones por parte de los organismos sanitarios que regulan esta actividad.

A pesar que el aseo de las empresas se traducen en un gasto fijo, no debe entenderse como un elemento de poco alcance o que genere pérdidas a la organización. Todo lo contrario, el orden y la limpieza dentro de un negocio contribuyen de forma directa con el bienestar de las personas que trabajan en este espacio, motivándolas a tener mayor rendimiento en todas las actividades que desarrollan diariamente.

La importancia de la cultura sanitaria en los negocios.

Eliminar la suciedad orgánica e inorgánica en las empresas tiene un valor que va más allá del simple cumplimiento sanitario. El gasto en limpieza del sector empresarial es primordial para mantener una imagen corporativa pulcra y un ambiente de trabajo saludable. Estos gastos fijos se traducen en una inversión a futuro que supone grandes beneficios en cuanto a la
productividad, ya que los empleados en un entorno limpio y libre de agentes contaminantes tendrán mayor rendimiento en el cumplimiento de sus funciones y adquirirán mayor sentido de pertenencia con la empresa, porque se refleja la disposición de la organización a fortalecer sus valores y misión con sus trabajadores.
También la cultura sanitaria en los negocios es fundamental porque está estrechamente relacionada con la seguridad laboral. Un ambiente limpio y protegido de la carga bacteriana permite reducir los accidentes de trabajo, ya que un suelo resbaladizo o materiales colocándose en sitios inadecuados puede ocasionar que un trabajador se lesione por una caída o un golpe. Sin duda, la limpieza en estos ambientes es un aspecto positivo para mantener una buena imagen ante los organismos reguladores correspondientes.

Contratar un servicio de limpieza contribuye con el rendimiento empresarial .

Algunas empresas para ahorrarse un dinero por gastos de limpieza dejan en manos de sus empleados el orden y el aseo de los espacios donde trabajan, lo cual en muchas ocasiones desmotiva a muchos trabajadores y les resta tiempo para cumplir con las funciones que realmente les corresponde.
Por eso la mejor decisión que puede tomar una compañía es contratar un servicio de limpieza especializado que se encargue de todo el saneamiento ambiental de las principales áreas y equipos que reposan en las oficinas. Estos profesionales en la higiene empresarial mejoran la imagen externa e interna del negocio, lo cual permite que el cliente tenga una buena impresión cuando llega a las instalaciones, y al mismo tiempo contribuye para que los trabajadores puedan enfocarse realmente en los objetivos del negocio. Además, un personal de limpieza cualificado sabe que productos son más eficaces y saben hacer esta tarea de forma más eficiente.
También un plan de limpieza independiente a la empresa contribuye con la organización del tiempo, porque se podrá distribuir de mejor manera el horario.

Establecer un presupuesto de limpieza

Una alternativa para que las empresas tengan mayor control del gasto en limpieza es elaborar un presupuesto acorde a las necesidades del negocio. Esta planificación puede ser por horas o trabajos contratados. Lo más recomendable es determinar un presupuesto básico y luego agregarle los elementos extras que involucra un buen plan de higiene y aseo para una corporación. No obstante, lo que puede suponer un ahorro contratando un servicio simple de aseo puede significar que los resultados no sean los esperados. Por eso lo mejor es no escatimar en el pago de un buen servicio que le garantice a la organización un ambiente limpio y seguro.
Un plan de acción bien organizado es fundamental para tener un mantenimiento adecuado de los espacios laborales. Este servicio debe incluir retiradas de desperdicios de las áreas principales, eliminación del polvo de los equipos de trabajo, limpieza de todas las superficies, aspirado de alfombras y desinfección de espacios con mayor riesgo de contraer gérmenes y bacterias.
Sin duda, un ambiente empresarial limpio y libre de bacterias contribuye directamente con la salud de los empleados y de los clientes, es por esta razón principalmente que este gasto fijo de limpieza jamás puede ser desvalorado dentro del presupuesto de una organización, porque representa una inversión que favorece la productividad y contribuye con una buena imagen que refleja profesionalidad, credibilidad y confianza.

FUENTE: CANDAS365

No acepta comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.