La AUDIENCIA NACIONAL considera que los complementos sí cuentan para el cálculo del SMI.

La AUDIENCIA NACIONAL considera que los complementos sí cuentan para el cálculo del SMI.

En relación al Real Decreto 1462/2018 de 21 de diciembre, por el que se fija el salario mínimo interprofesional para 2019 (en adelante, Real Decreto 1462/2018), la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional en su Sentencia de 24 de mayo de 2019, número 71/2019ha resuelto que los trabajadores del caso no tienen derecho a que su salario base se vea incrementado a 900 euros mensuales por 14 pagas, cuando ya perciben una prima y otros complementos salariales de convenio que, con todo en su conjunto, superan dicho importe mínimo.

No obstante, recordar que cabe recurso contra dicha Sentencia y habría que estar a lo que finalmente dispusiese el Tribunal Supremo, si fuera el caso.

Antecedentes de hecho.

En el marco de un conflicto colectivo se presentó una demanda por varios sindicatos a una empresa de prestación de servicios a  Terceros en la lectura de medidores de consumo energético con convenio colectivo propio en la que se pretendía que se declarase la obligación de la empresa de abonar a los trabajadores, durante 2019, un salario mínimo de 900 Euros al mes por 14 pagas, o lo que es lo mismo, un salario mínimo anual de 12.600 euros, adicionando a dicho importe tanto los complementos salariales que los  Trabajadores vienen percibiendo en aplicación del convenio colectivo de la empresa como el concepto denominado “prima de producción”.

Argumentación del Tribunal.

La Audiencia Nacional analiza la figura del salario mínimo interprofesional (SMI) recordándonos que la finalidad de su regulación es servir de suelo o garantía salarial mínima de todos los trabajadores, fuere cual fuere la rama de producción, servicios o categoría profesional en que se encuadren, ninguno de los cuales puede percibir, por su trabajo en cualquier actividad, un salario por
debajo de la cuantía del SMI, que actúa, de este modo, como garantía mínima del derecho constitucional a una retribución suficiente. De este modo, el SMI se convierte en derecho necesario relativo para el convenio colectivo, así como para el contrato individual, de manera que, el convenio o el contrato podrán fijar un salario superior pero nunca inferior al salario mínimo interprofesional.

Junto a lo anterior, el propio art. 27 del Estatuto de los Trabajadores prevé la revisión del SMI no afectará a la estructura ni a la cuantía de los salarios profesionales cuando estos, en su conjunto y cómputo anual, fueran superiores a aquel. Por otro lado, considera la Sala que las reglas de compensación y absorción, establecidas en el art. 3 del Real Decreto, no pueden desbordar el mandato legal, donde queda perfectamente claro que, la compensación y absorción está referida, en su conjunto y cómputo anual, con el propio SMI, es decir, con 12.600 euros anuales este año.

Conclusiones.

La Audiencia Nacional tras el análisis jurídico de los preceptos anteriormente mencionados y la fundamentación expuesta deniega la pretensión de los demandantes concluyendo que una revisión del SMI en dicho sentido tendría un efecto multiplicador sobre todos los convenios colectivos, cuyos salarios bases fueran inferiores al SMI, que se convertiría, de este modo, en salario base, o salario fijo
por unidad de tiempo para todos los trabajadores, cuyos salarios base convenio o pactados contractualmente fueran inferiores al SMI de cada año, lo cual modificaría radicalmente su naturaleza jurídica y lo que es peor, “volaría el papel de la negociación colectiva y la autonomía de las partes, que es el espacio natural para la fijación de los salarios”.

Asimismo, añade que una revisión en la que no se tuviese en cuenta los complementos salariales para la fijación del SMI discriminaría a los trabajadores, cuyos convenios o contratos utilicen el SMI como referencia a cualquier efecto, puesto que el SMI, que se les aplicaría, sería menor que el de los trabajadores, cuyos convenios o contratos no utilicen como referencia al SMI.

 LEER SENTENCIA AN SOBRE SMI

FUENTE: KPMG.

No acepta comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.