EL INTERCAMBIO Y PROTECCION DE LOS DATOS EN UN MUNDO GLOBALIZADO

EL INTERCAMBIO Y PROTECCION DE LOS DATOS EN UN MUNDO GLOBALIZADO

La protección de los datos personales ha sido fundamental para la legislación de la UE durante más de veinte años, desde la Directiva de 1995 sobre la protección de datos (en lo sucesivo, «Directiva de 1995») hasta la adopción del Reglamento general de protección de datos (RGPD) y la Directiva sobre la policía en 2016.

La reforma de la legislación de la UE sobre la protección de datos, adoptada en abril de 2016 (cuya aplicación está prevista para mayo de 2018), tiene por objeto establecer un sistema que garantice un alto nivel de protección y está abierta a las oportunidades de la sociedad de la información mundial.

La UE establece un marco global de la UE que regula el tratamiento de los datos personales en los sectores público y privado, así como en los sectores comercial y de aplicación de la ley (el RGPD y la Directiva sobre policía, respectivamente). Con arreglo al RGPD, solo habrá un conjunto de normas paneuropeas. El recién creado mecanismo de ventanilla única garantizará que una autoridad de la protección de datos será responsable de supervisar las operaciones transfronterizas de tratamiento de datos efectuadas por una empresa en la UE. Se garantizará la coherencia en la interpretación de la nueva normativa y se asegurará un mayor nivel de confianza de los consumidores tanto en la UE como en terceros países. Por otra parte, la Directiva sobre policía establece normas comunes para el tratamiento de los datos personales de los individuos implicados en los procedimientos criminales, lo que facilitará la cooperación transfronteriza entre las autoridades policiales y judiciales.

La legislación de la UE sobre protección de datos ha proporcionado una serie de mecanismos que permiten las transferencias internacionales de datos, mientras que la reforma de las normas sobre transferencias internacionales aclara y simplifica su utilización e introduce nuevas herramientas para las transferencias:

  • Transferencia de datos personales al extranjero sobre la base de una «decisión de adecuación» de la Comisión, también aplicable en el ámbito de aplicación de la ley. Permite determinar la adecuación con respecto a un territorio particular de un tercer país o a un sector o industria específicos en un tercer país (adecuación «parcial»).
  • En ausencia de una decisión de adecuación, se pueden llevar a cabo transferencias internacionales en virtud de otros instrumentos, como las cláusulas contractuales estándar y normas corporativas vinculantes.
  • Los responsables y encargados del tratamiento de los datos tendrán la posibilidad de utilizar, bajo ciertas condiciones, los códigos de conducta o mecanismos de certificación aprobados (como los sellos o marcas de privacidad) para establecer «salvaguardias apropiadas».

Además, esta reforma faculta a la Comisión para desarrollar mecanismos de cooperación internacional, a fin de facilitar la aplicación de las normas de protección de datos, incluso a través de los acuerdos de asistencia mutua.

Por último, la reforma contribuirá a lograr una cooperación más efectiva en la aplicación de la ley ahora que los intercambios de datos personales son parte integrante de la prevención, investigación y enjuiciamiento de los delitos penales. Tales intercambios deben estar respaldados por sólidas garantías de protección de datos. Esto también contribuye a generar confianza entre los cuerpos de seguridad (autoridades policiales) y reforzar la seguridad jurídica cuando se recaba o intercambia información.

El Acuerdo Marco de Protección de Derecho entre la UE y los Estados Unidos, concluido en diciembre de 2016, es un buen ejemplo de cómo la cooperación policial con un importante socio internacional puede mejorarse mediante la negociación de un sólido conjunto de garantías de protección de datos. El Acuerdo marco constituye el primer acuerdo internacional bilateral con un catálogo completo de derechos y obligaciones en materia de protección de datos en consonancia con el acervo de la UE.

La UE debería participar de manera proactiva con otros países en esta cuestión. Debería esforzarse por buscar una mayor convergencia al alza de los principios de protección de datos a escala internacional, tanto a nivel bilateral como multilateral.

FUENTE: UE

AFELIN

No acepta comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.