COMENTARIO SENTENCIA T.J.U.E., SAGARDOY ABOGADOS

COMENTARIO SENTENCIA T.J.U.E., SAGARDOY ABOGADOS

COMENTARIO A SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA UNIÓN EUROPEA DE 14 DE SEPTIEMBRE DE 2016. INDEMNIZACIÓN POR EXTINCIÓN DE LOS CONTRATOS TEMPORALES.

 

La reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 14 de septiembre de 2016 ha producido una auténtica conmoción en los medios laborales en la medida en que, en una inicial valoración, la misma pudiera tener un impacto relevante sobre la normativa laboral española en materia de contratación. Dos ideas básicas se contienen en la sentencia: una, la regulación sobre indemnización por despido está sometida a la prohibición de tratamiento discriminatorio entre trabajadores temporales y fijos; dos, la legislación nacional no puede establecer una indemnización por extinción de un trabajador interino diferente a la de un trabajador fijo despedido por causa objetiva.
Sobre estas premisas, la sentencia ofrece inicialmente varios puntos de reflexión y duda sobre su contenido y alcance real por lo que conviene efectuar una lectura sosegada de las posibles conclusiones que la misma pudiera tener en el marco normativo vigente.

1º. En primer lugar, es necesario tener presente las circunstancias del caso para, desde las mismas, valorar la interpretación efectuada por el TJUE. La demandante en el litigio principal estuvo contratada en calidad de trabajadora temporal interina por el Ministerio de Defensa para sustituir a otra trabajadora con el contrato suspendido por razón ejercicio de funciones sindicales durante 7 años. La aprobación del RDL 20/2012, que preveía la reducción del número de liberados sindicales, determinó la reincorporación de la trabajadora sustituida y la correspondiente extinción del contrato de interinidad. Frente a la demanda, articulada sobre la existencia de fraude de ley en la contratación temporal, la sentencia de instancia aprecia que el contrato de interinidad ha sido correctamente celebrado pero el Tribunal Superior de Justicia plantea ante el TJUE si es conforme al derecho comunitario la norma española que excluye la indemnización por extinción del contrato temporal de interinidad en tanto que sí se reconoce una indemnización cuando se trata de la extinción por causas objetivas de contratos indefinidos.
2º. La Sentencia del TJUE no se refiere ni compara a los interinos con otros tipos de contratos temporales. Expresamente se señala que “las posibles diferencias de trato entre diversas categorías de personal con contrato de duración determinada (….) no están incluidas en el ámbito de aplicación del principio de no discriminación consagrado por dicho Acuerdo marco” (parágrafo 38). Por ello, no puede extraerse de la sentencia la necesidad o exigencia de que la norma nacional prevea una indemnización por la extinción del contrato de interinidad en los mismos términos que se indemniza la extinción de otros contratos temporales.
3º La Sentencia del TJUE parte para su construcción de un dato erróneo derivado, sin duda, de la forma equívoca de planteamiento de la cuestión prejudicial. Es necesario precisar que en nuestra actual legislación la extinción de un contrato temporal por causas objetivas (económicas, técnicas, organizativas, etc…) conlleva el abono de la indemnización legalmente establecida para un contrato indefinido ex art. 52 ET. De este modo, la posible diferencia de regulación entre contratos temporales e indefinidos en este punto no existe. En suma, la sentencia confunde la extinción por causas objetivas (cuyo tratamiento debe ser idéntico al margen del carácter temporal o indefinido del contrato, tal y como ocurre en el ET) de la extinción del contrato temporal de interinidad por cumplimiento de la condición a la que nace sometido.
4º. Así las cosas, una recta interpretación del pronunciamiento no permitiría una interpretación extensiva que llevase a la conclusión de que todos los contratos temporales deben tener una misma indemnización porque la sentencia expresamente lo excluye; ni de que los contratos temporales e indefinidos deben tener una misma indemnización.
3
(contrato único por imposición judicial, como se ha señalado) cuando la extinción se produce por causas objetivas, porque ya la tienen en la actualidad. Una interpretación que consideramos técnicamente más precisa es que lo que la sentencia viene a establecer, atendidas las circunstancias del caso, es que cuando la extinción de un contrato de interinidad se produce con amparo una intervención legal (factum principis) [en nuestro caso, el RDL 20/2012], la misma no puede efectuarse ex art. 15 ET sino que deberá acudirse a la vía de la fuerza mayor o del despido objetivo lo que dará lugar a una indemnización legalmente establecida para dicha extinción (20 días).
5º. En cuanto a la eficacia real de la sentencia del TJUE, la misma dependerá de la interpretación que de la misma se efectúe. No obstante, es importante tener presente que la sentencia tiene efecto directo, exclusivamente, sobre el caso enjuiciado que, como venimos señalando, resuelve sobre una concreta e individualizada cuestión. Los jueces españoles deberán, por tanto, continuar aplicando el derecho actualmente vigente. Es al legislador al que, en todo caso, corresponderá efectuar los cambios y adaptaciones a la normativa comunitaria si los mismos se considerasen necesarios.

 

Jesús R. Mercader Uguina
Of Counsel Sagardoy Abogados

No acepta comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.