Claves para superar una Inspección de Trabajo.

Claves para superar una Inspección de Trabajo.

Ante una Inspección de Trabajo debemos saber que cualquier infracción puede estar sancionada de forma leve, grave o muy grave, con multas económicas, pérdida de ayudas para el fomento del empleo, y en casos muy graves, incluso con el cierre temporal o definitivo del centro de prestación de servicios.

Por ello, es conveniente asegurarnos de que cumplimos rigurosamente con nuestras obligaciones legales en materia laboral y de Seguridad Social, y así prevenir estas sanciones. Pero ¿Qué debemos tener en cuenta ante una Inspección de Trabajo? ¿Cómo debemos afrontarla?.
Para preparar cualquier inspección, primero hay que tener claro cuáles son las competencias que tiene atribuidas, es decir, sobre qué materias Inspección puede ejercer sus funciones de vigilancia y control:
Sistema de relaciones laborales.
Prevención de riesgos laborales.
Sistema de la Seguridad Social.
Empleo.
Migraciones.
Cooperativas y otras fórmulas de economía social.
Cualesquiera otros ámbitos cuya vigilancia se encomiende legalmente a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.
Superar una Inspección de Trabajo con éxito, dependerá básicamente del grado de cumplimiento que tengamos de la normativa laboral vigente.
Pero, ¿Cómo debemos actuar ante una inspección de trabajo?.
1.- Colaborar y facilitar la labor inspectora, es decir, atender debidamente al inspector, facilitándole la información y documentación que nos requiera. En caso de que se persone en el centro de trabajo, previa acreditación del propio inspector, y sin necesidad de autorización expresa por nuestra parte, éste podrá acceder a cualquier área o espacio de nuestras instalaciones y entrevistarse con cualquier persona que allí se encuentre, solicitándole su identificación y relación con la empresa.
Cualquier actuación que realizásemos contraria a que se ejerza debidamente esta función de vigilancia y control, sería sancionada por obstrucción a la labor inspectora con multas de hasta 187.515€, en los casos más graves.
2.- Dejarnos asesorar por un experto laboralista, que conozca nuestra organización interna, y al que podamos poner al tanto de lo que la ITSS nos está requiriendo.
Este profesional deberá ejercer de interlocutor directo con el inspector, para evitar caer en errores cómo el desconocimiento sobre las normas laborales y de funcionamiento interno de la ITSS, la omisión o incluso el exceso de información cuando no se nos solicita.
3.- Una vez la ITSS detecta un incumplimiento en materia laboral, si nuestro criterio legal coincide con el suyo, es recomendable reconocerlo, aplanarnos y corregirlo de inmediato. De esta manera, intentaremos evitar que nos levanten un acta de infracción, es decir, que nos multen.
Por ejemplo, en las actuaciones inspectoras relativas a la detección de contratos temporales celebrados en fraude de ley, es decir, aquellos que en realidad responden a necesidades permanentes o estables de la empresa, hasta el momento, el inspector suele concluir su actuación requiriendo a la empresa para que transforme en indefinidos estos contratos, sin multarla pese a haber infringido la normativa vigente sobre contratación temporal.
Si por el contrario, nuestro criterio legal no coincide con el del inspector, debemos exigir que se nos levante acta de infracción, frente a la cual poder recurrir en vía administrativa.
Cabe apuntar que rara vez esos recursos prosperan, pues son resueltos por la propia ITSS, debiendo interponer demanda judicial dependiendo del tipo de infracción cometida, ante la jurisdicción social o ante la contenciosa-administrativa, si queremos tener alguna posibilidad real de defensa.
Cuando el competente es el tribunal contencioso-administrativo,  muchas empresas optan por no iniciar este proceso judicial y acaban acatando la multa impuesta en su día por el inspector actuante, ya que esta jurisdicción se caracteriza por su especial lentitud y onerosidad, por lo que no resulta rentable especialmente cuando la multa es de poca entidad en relación con los costes del proceso.

 

Fuente: Crónica económica.

Puri Laserna Asesora jurídico-laboral en Gros Monserrat.

No acepta comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.