Ayudas dirigidas a pequeños proyectos de inversión que generen o mantengan el empleo, promoviendo el desarrollo alternativo de las zonas mineras

Ayudas dirigidas a pequeños proyectos de inversión que generen o mantengan el empleo, promoviendo el desarrollo alternativo de las zonas mineras

Se trata de ayudas que tendrán como finalidad promover la localización de pequeños proyectos de inversión empresarial en las zonas afectadas por la reestructuración de la minería del carbón y su entorno, con el fin último de generar actividades económicas alternativas a la minería del carbón, con la consiguiente generación de nuevos puestos de trabajo o mantenimiento de los ya existentes, para incentivar el desarrollo de estas zonas, considerando su condición de regiones desfavorecidas.

Beneficiarios

Serán personas físicas o jurídicas privadas con personalidad jurídica, así como las agrupaciones integradas por ellas, las comunidades de bienes y los trabajadores autónomos que vayan a acometer los proyectos de inversión empresarial que fundamenten la concesión de la ayuda (situados en determinados municipios de Aragón, Castilla y León, Asturias).

Requisitos

Los requisitos exigibles a los proyectos para los que se soliciten las ayudas serán
los siguientes:

  1. Grado de realización de la inversión. Los proyectos podrán haber iniciado sus
    inversiones un año antes de la fecha
    de la resolución por la que se convoquen
    las ayudas.
  2. Inversión mínima. Para los proyectos presentados, la inversión que resulte
    subvencionable deberá ser por un importe mínimo de 30.000 euros y máximo de
    500.000 euros
    .
  3. Deberá ejecutarse, al menos, el 50 por ciento de la inversión prevista,
    garantizándose siempre la inversión mínima de 30.000 euros.
  4. Creación de empleo o mantenimiento de empleo: Todos los proyectos objeto
    de ayudas deberán cumplir al menos uno de los siguientes requisitos:
    a) Generar como mínimo un puesto de trabajo ó
    b) Mantener, para plantillas iguales o superiores a 3 puestos de trabajo, el
    nivel de empleo existente desde la fecha de solicitud de la ayuda, hasta
    al menos los tres años siguientes a la fecha máxima para la finalización
    de las inversiones, establecida en la resolución de concesión.

Tags: